Introduzca su email:
« volver

Artículos seleccionados por expertos

Lee y actualízate
Muchos de los artículos tienen comentarios en el blog de nuestro compañero el Dr. Mateu Seguí, y aportaciones de otros miembros del grupo o expertos en DM. Síguelos

Diciembre 2011

Octubre 2011

Septiembre 2011

Agosto 2011

Julio 2011

Junio 2011

Maig 2011

  • Los lácteos disminuyen el síndrome metabólico, la diabetes 2 y el riesgo cardiovascular. Fumeron F, Lamri A, Abi Khalil C, Jaziri R, Porchay-Baldérelli I, Lantieri O, Vol S, Balkau B, Marre M; the Data from the Epidemiological Study on the Insulin Resistance Syndrome (DESIR) Study Group. Dairy Consumption and the Incidence of Hyperglycemia and the Metabolic Data from the Epidemiological Study on the Insulin Resistance Syndrome (DESIR) Diabetes Care. 2011 Apr;34(4):813-817. Enlace
     
  • Glucemia basal alterada y riesgo de diabetes mellitus a los 10 años. Estudio de Cohorte. Baena-Díez JM, Bermúdez-Chillida N, Mundet X, Val-García JL, Muñoz MA, Schröder H. Med Clin (Barc). 2011 Apr 9;136(9):382-385. Baena-Díez JM, Bermúdez-Chillida N, Mundet X, Val-García JL, Muñoz MA, Schröder H. Glucemia basal alterada y riesgo de diabetes mellitus a los 10 años. Estudio de Cohorte. Med Clin (Barc). 2011 Apr 9;136(9):382-385. Enlace
  • Siegelaar SE, Kerr L, Jacober SJ, Devries JH. A Decrease in Glucose Variability Does Not Reduce Cardiovascular Event Rates in Type 2 Diabetic Patients After Acute Myocardial Infarction A reanalysis of the HEART2D study. Diabetes Care. 2011 Apr;34(4):855-7. Enlace
  • Pros y contras del uso de la HbA1c en el diagnóstico de diabetes. Bonora E, Tuomilehto J.The Pros and Cons of Diagnosing Diabetes With A1C Diabetes Care. 2011 May;34 Suppl 2:S184-90. Enlace

Abril 2011


Marzo 2011
 

  •             Accord a los 5 años
     
  • En 2007 el estudio ACCORD puso de manifiesto que un control intensivo de la hemoglobina glicada en los diabéticos tipo 2 de larga evolución con mal control y riesgo cardiovascular elevado aumentaba la mortalidad. Por este motivo la intervención intensiva se detuvo a los 3,7 años de seguimiento. En el artículo que presentamos los autores del ACCORD analizan los efectos de aquella intervención intensiva, a los 5 años de su inicio. No observan diferencias significativas respecto a los que observaron a los 3,7 años (similar incidencia de eventos cardiovasculares y menor incidencia de infartos de miocardio no mortales pero mayor mortalidad global).
    El estudio ACCORD es un ensayo clínico aleatorio en el que se evaluaron los efectos de una intensificación del tratamiento farmacológico para conseguir una hemoglobina glicada (HbA1c) <6% (grupo intervención) frente a un manejo estándar con una HbA1c de 7,0 -7,9% como objetivo de tratamiento (grupo control). Todos los participantes en el estudio recibieron consejos sobre hábitos de vida saludables y aducació diabetológica. La población del estudio eran diabéticos tipo 2 de> 10 años de evolución, con mal control (HbA1c> 7,5%) y riesgo cardiovascular elevado, tanto en prevención primaria como secundaria. La incidencia de eventos cardiovasculares no mostró diferencias significativas entre los dos grupos. En cambio, en el grupo que recibió la intervención intensiva se observó una disminución de la incidencia de infartos de miocardio (IAM) no mortales (hazard ratio 0,79, IC 0,66 a 0,95) y un aumento de la mortalidad global (HR 1,21, IC 1,02 a 1,44). Por este motivo la intervención intensiva se detuvo a los 3,7 años de seguimiento, de manera que el objetivo de tratamiento para todos los participantes del estudio pasó a ser una HbA1c de 7,0-7,9%. El HbA1c media en el grupo que había recibido la intervención intensiva aumentó entonces de 6,4 a 7,2%. 
    En el artículo los autores del estudio ACCORD analizan los efectos de aquella intervención intensiva de 3,7 años de duración, a los 5 años del inicio de la misma. No se observan diferencias significativas en cuanto a la incidencia de eventos cardiovasculares y la mortalidad (HR 1,19, IC 1,03 a 1,38) respecto a los que se observaron los 3,7 años. Como en los 3,7 años, a los 5 años del inicio del estudio el riesgo de IAM no mortal fue menor en el grupo intervención (HR 0,82, IC 0,70 a 0,96). El uso de hipoglucemiantes y la incidencia de hipoglucemias fue similar en ambos grupos a partir del 3,7 años del inicio del estudio. Aunque es posible que pasara desapercibida para la mayoría de las muertes fueron repentinas, puede que la hipoglucemia no sea una causa del aumento de mortalidad en el grupo intervención. Tampoco resulta lógico atribuir la mayor mortalidad en la reducción de la HbA1c. Es posible que la causa esté en las dosis y combinaciones de los fármacos utilizados en el grupo intervención, el aumento de peso, la relativamente corta duración de la intervención (3,7 años), la rapidez de la reducción de la HbA1c o en otras causas. El tratamiento intensivo en pacientes con diabetes tipo 2 mal controlada de larga evolución y con elevado riesgo cardiovascular no es recomendable, dado que se asocia a una mayor mortalidad global. Cuando la diabetes ha ganado terreno, la reducción de la glicada debería ser lenta.                                                                                                                                                                            Gerstein HC, Miller ME, Genuth S, Ismail-Beigi F, Buse JB, Goff DC Jr, Probstfield JL, Cushman WC, Ginsberg HN, Bigger JT, Grimm RH Jr, Byington RP and Rosenberg YD. Long-term effects of intensive glucose lowering on cardiovascular outcomes. The New England journal of medicine. 2011 Mar 3; 364. Enlace  
  • Lamanna1 C, Monami M, Marchionni N, Mannucci E . Effect of metformin on cardiovascular events and mortality: a meta-analysis of randomised clinical trials Diabetes Obes Metab. 2010 Dec 3. doi: 10.1111/j.1463-1326.2010.01349.x. Enlace
  • Grau M, Elosua R, Cabrera de León A,Guembe MJ, Baena-Diez JM, Vega Alonso T, et al. Factores de riesgo cardiovascular en España en la primera decada del siglo XXI: analisis agrupado con datos individuales de11 estudios de base poblacional, estudio DARIOS. Rev Esp Cardiol. 2011. Enlace
  • Loke YK, Kwok CS, Singh S.Comparative cardiovascular effects of thiazolidinediones: systematic review and meta-analysis of observational studies. BMJ 2011;342:d1309. Enlace
  • The Emerging Risk Factors Collaboration. Diabetes Mellitus, Fasting Glucose,and Risk of Cause-Specific Death The Emerging Risk Factors Collaboration*. N Engl J Med 2011; 364:829-84 Enlace
  • CHENG P, MS, NEUGAARD B, PHD, FOULIS P, CONLIN PR. HemoglobinA1c as a Predictor of Incident Diabetes. Diabetes Care 34:610–615, 2011. Enlace
  • Grau M, Elosua R, Cabrera de León A,Guembe MJ, Baena-Diez JM, Vega Alonso T, et al. Factores de riesgo cardiovascular en España en la primera decada del siglo XXI: analisis agrupado con datos individuales de11 estudios de base poblacional, estudio DARIOS. Rev Esp Cardiol. 2011;xx(x):xxx–xx Enlace
  • Kastorini CM,Milionis HJ, MD, PHD, Esposito K, Giugliano D, Goudevenos JA, Panagiotakos DB .The Effect of Mediterranean Diet on Metabolic Syndrome and its Components. A Meta-Analysis of 50 Studies and 534,906 Individuals, J Am Coll Cardiol 2011;57:1299–313. Enlace

Febrero 2011
 

  • ¿Importa la 1ª o la 2ª gota del autoanálisis de glucemia en el control de DM1?
Un estudio holandés encuentra diferencias significativas

El objetivo de este curioso estudio, realizado Holanda sobre pacientes diabéticos mayores de 18 años tratados con insulina de Isala Clinics en Zwolle, entre septiembre de 2009 y febrero de 2010, fue ver si las concentraciones de glucosa capilar, medidas entre la primera gota y en la segunda gota de sangre, diferían ≥ 10% en diferentes cirsunstancias: no lavarse las manos, después de exponer las manos a fruta, después de lavarse las manos expuestas a frutas, y durante la aplicación de diferentes cantidades de la presión externa del dedo.
Se consideró relevantes en este estudio variaciones en la glucosa capilar iguales o mayores del 10% o una diferencia de 0.82 mmol/l . Aunque variaciones de 4,2 mmol/l fueron consideradas clínicamente relevantes.
Se estudiaron a 123 pacientes DM1. Se encontrándo un 2-4% de variación en los que la medida con la segunda gota fue igual o mayor del 10% que la primera.

-Si no se lavaban las manos, hubo al menos un 10% de diferencia comparado con el control en relación a la medida de la primera y segunda gota, encontrándose en el 11% (P inferior a 0.001) y el 4% (P inferior a 0.001) de los participantes respectivamente.
- Si se expusieron a tocar fruta antes, se encontró un 10% o más de concentraciones de glucosa en la primera gota en el 88% de los pacientes (P inferior a 0.001) comparado con el control. En el 11% de los casos la concentración de la segunda gota fue un 10% más alta que el control (P inferior a 0.001).
- Si se procedió a lavarse las manos tras manipular fruta se encontró que un 4% (P 0.001) y un 5% (P = 0.189) de los estudiados mostraron diferencias superiores a 10% en las concentraciones de glucosa en comparación con el control.
-En cuanto a las diferentes presiones sobre el dedo muestra que la concentración de glucosa se incrementa cuando la presión crece. Con presiones de 40 mm Hg se observan diferencias de un 10% con comparación con los controles en la primera gota y en la segunda en el 5% (P = 0.055) y el 10% (P = 0.009) de los participantes respectivamente. Con 240 mmHg se produce en el 12% (P = 0.018) y el 13% (P = 0.217) de los participantes.

Conclusión: Se recomienda lavarse las manos con agua y jabón, secarlas, y el uso de la primera gota de sangre para la automonitorización de la glucosa en la sangre. Si el lavado de manos no es posible, y no están visiblemente sucias o expuesto a un producto que contienen azúcar, es aceptable el uso de la segunda gota de sangre después de limpiar la primera gota. La presión externa puede conducir a lecturas poco fiables.

Hortensius J, Slingerland RJ, Kleefstra N, Logtenberg SJ, Groenier KH, Houweling ST, et al.Self-Monitoring of Blood Glucose: The Use of the First or the Second Drop of Blood. Diabetes Care Publish Ahead of Print, published online February 2, 2011 Enlace

 

  • Paciente experto en diabetes: no sirve cualquier programa
Este ensayo clínico realizado en Atención Primaria evaluó la efectividad de un programa de paciente experto de dos años de duración en pacientes con diabetes tipo 2. No se observaron cambios significativos en los niveles de HbA1c, presión arterial sistólica ni colesterol total ni en una escala de medida del bienestar. Se dio una tendencia a reducir la proporción de pacientes con factores de riesgo mal controlados, especialmente la hipertensión, pero sin alcanzar significación estadística.

Desde hace unos años se ha puesto en marcha en nuestro medio el programa del paciente experto, orientado a diversas patologías o tratamientos, como la anticoagulación oral. En este estudio el grupo intervención recibió, a lo largo de dos años, además de las actividades habituales en la consulta, 9 sesiones en grupo, impartidas por un paciente experto y centradas en el apoyo social más que en conocimientos médicos, a diferencia del programa que lleva a cabo el ICS. El grupo control, en cambio, recibió sólo los consejos que habitualmente se dan en la consulta a los diabéticos tipo 2.

Muchos pacientes no quisieron participar, y, de los que aceptaron participar, un 18% no asistieron a ninguna de las sesiones, a pesar de la insistencia de los investigadores.

No se observaron cambios significativos al cabo de dos años de intervención en los niveles de HbA1c (diferencia entre el valor antes del inicio ya los dos años de intervención de -0,08% [IC: -0,35 a 0,18]), presión arterial sistólica (-3,9 mm Hg [IC: -8,9 a 1,1]), colesterol total (-0,03 mmol / l [IC: -0,28 a 0 , 22]) ni en una escala de medida del bienestar de rango de puntuación entre 0 y 36 (-0,7 [IC -2,3 a 0,8]).

No obstante, se dio una tendencia a reducir la proporción de pacientes con factores de riesgo mal controlados, especialmente en cuanto a la hipertensión (se pasó de 52% pacientes con PAS <130 mm Hg a 61%), aunque sin significación estadística.

Los autores proponen varias posibles explicaciones a estos resultados. El estudio incluyó pacientes diabéticos tipo 2, independientemente de su grado de control, mientras que probablemente los pacientes con peores controles se hubieran beneficiado más. Además, es posible que exista un problema con el formato del programa (por ejemplo, el énfasis en aspectos sociales) y no en el soporte para el paciente experto en sí, de modo que otros formatos (por ejemplo, utilizando el teléfono; con menos estructuración, más personalizados, más intensivos; centrados en la mejora del autocuidado y de los conocimientos y los cambios de hábitos y estilos de vida, como el programa que lleva a cabo la ICS) podrían obtener mejores resultados.

El hecho de que los objetivos de tratamiento de los diferentes factores de riesgo cardiovascular se hayan hecho cada vez más estrictas en los últimos tiempos también puede haber influido en los resultados, ya que muchos pacientes están fuera de los valores que se consideran de control. En cuanto a la reducción, aunque no significativa, en la escala de bienestar, podría relacionarse con el excesivo centramiento en experiencias negativas durante las sesiones de grupo.

Referencia bibliográfica: Smith SM, Paul G, Kelly A, Whitford DL, OShea E and ODowd T. Peer support for patients with type 2 diabetes: cluster randomised controlled trial. BMJ (Clinical research ed.). 2011 Feb 15; 342 :d715. Enlace

 

  • Can sulphonylurea addition to lifestyle changes help to delay diabetes development in subjects with impaired fasting glucose? The Nepi ANtidiabetes StudY (NANSY)Diabetes, Obesity and Metabolism 13: 185–188, 2011. Enlace
  • Robinson JG, Manson JE, Larson J, Liu S, Song Y, Howard BV, et al Lack of Association Between 25(OH)D Levels and Incident Type 2 Diabetesin OlderWomen. Diabetes Care. 2011 Feb 2. [Epub ahead of print]. Enlace
  • Walker EA, Shmukler C, Ullman R, Blanco E, Scollan-koliopoulus M, Cohen HW, Results of a Successful Telephonic Intervention to Improve Diabetes Control in Urban Adults A randomized trial. Diabetes Care 34:2–7, 2011. Enlace
Enero 2011
 
  • Polonsky WH, Fisher L, Schikman CH, Hinnen DA, Parkin CG, Jelsovsky Z, et al Structured Self-Monitoring of Blood Glucose Significantly Reduces A1C Levels in Poorly Controlled, Noninsulin-Treated Type 2 Diabetes Results from the Structured Testing Program study. Diabetes Care 34:262–267, 201. Enlace
  • Buse JB; Bergenstal RM; Glass LC, Heilmann CR; Lewis MS; Kwan AYM, et al . Use of Twice-Daily Exenatide in Basal Insulin–Treated Patients With Type 2 Diabetes. A Randomized, Controlled Trial. Ann Intern Med. 2011;154. Enlace
  • AMERICAN DIABETES ASSOCIATION. Standards of Medical Care in Diabetes—2011. DIABETES CARE, VOLUME 34, SUPPLEMENT 1, JANUARY 2011.Enlace



Destacados

Update en diabetes

Consulta todos los números publicados
Leer más

Trivial Diabetes

Eres el que más sabe sobre Diabetes

Leer más

Primary Care Diabetes

Alta de forma gratuita

Leer más

Biblioteca Virtual Daibetes

Con el patrocinio de Almirall.

Leer más

Copyright

Contacto | Mapa web
Brigantia

© 2018 REDGEDAPS. Todos los derechos reservados.

AVISO A PACIENTES: La información de este sitio está dirigida a profesionales de la salud. Su contenido no debe usarse para diagnosticar o tratar problema alguno. Si tiene o sospecha la existencia de un problema de salud, consulte a su médico. * Los contenidos incluidos, publicados o disponibles en esta página web no vinculan en ningún modo a GSK.